Con la firma de…Raquel García

DOS PALABRAS QUE ME PONEN

Dos palabras; “escribir”  y ”Carnaval”. Dos palabras que funcionaron como un cortocircuito, y no en mi cabeza, sino en la zona del abdomen, más bien tirando al corazón. Ese impulso confirmó que por el Carnaval se consigue sentir un vínculo irrompible.

Esas dos palabras entraron en la pregunta que mis compañeros de Factoría de Carnaval me hicieron para plasmar ideas, creatividad y opinión en este espacio FDC tan enriquecedor que mantiene vivo ese sentimiento del que les hablé líneas arriba.

Me senté delante del ordenador y abrí una vieja carpeta dentro de la que aglutino cientos de ideas plasmadas en un papel. Entonces pensé en reflexionar sobre la eterna idea de que nuestro Carnaval, el de Santa Cruz de Tenerife tiene mucho más valor del que creen aquellas personas que no sienten cortocircuitos en su interior al pensar en él.

Recordé la iniciativa de investigarlo un poco más y que ese conocimiento llegue a la sociedad en general de la mano de la comunidad educativa.

Han sido Diablos Locos los primeros en dar un paso adelante en vista de la parálisis que evita que tantos proyectos ideados se materialicen. Todo un ejemplo de que el “intento” se queda en pensamiento, y hacerlo implica un poco más.

Hace tiempo que se viene “intentando” invitar a la nuestra Universidad de La Laguna a crear la Cátedra del Carnaval. De las últimas intentonas, hace ya más de 4 años, me vino a la mente un artículo que escribí para El Periódico El Día relacionado con ello. No trataba de la propuesta desde varias organizaciones para que se lleve a cabo la cátedra, sino de las múltiples críticas que leí y escuché a colación del tema en varios medios de comunicación y foros de quienes se consideran “ilustres”.

No ha variado nada mi pensamiento y compartir con ustedes aquel artículo de opinión sobre esas murmuraciones o juicios, pensé que sería una buena manera de comenzar mi columna en este foro donde lo único que importa es que la comunicación nos despierte estímulos que nos recuerden que esto se siente, cuando se entiende y se entiende cuando se vive o se conoce.

Universidad y Carnaval

Las críticas pueden servir para ver el lado positivo de las cosas, anotar y aprender.

Existe un estúpido debate sobre dos noticias: “La Universidad de La Laguna colabora con las Murgas”, y “La ULL firma un convenio con Ni Pico”. En esa verborrea de opiniones existen personalidades que han reprochado a la ULL el desprestigio que le ocasionaría, la seriedad que le restaría y lo poco que tenía que ver esta ilustre institución “con una manada de personas que tocan un pito y cantan mal”. Todas esta reprobación es un ejemplo de “involución humana”.

Incluso a estas críticas y comentarios despectivos le he visto el lado positivo. No podemos negar que hay gente que piensa así de las murgas. En las comparsas, esta gente ve a una manada de personas intentando bailar bien con cuerpos que ellos no aprueban y del resto de grupos no dicen nada, entre otras cosas, porque ni siquiera saben de su existencia.

Frente a este posicionamiento de “ilustres” estamos quienes pensamos que; si un puñado de personas, muchas sin formación, corriendo detrás de un balón 90 minutos son capaces de mover tanto público, influencia y economía, por qué no intentar hacer de nosotros, la “gente del carnaval” algo parecido. Porque  si hay más de 100 grupos, que son más de 6.000 personas, a las que hay que sumarles integrantes de carrozas, personajes, grupos de disfraces, personas que trabajan en empresas técnicas, comercios, bares, atracciones, y seguidores de este “loco mundo”etc., son muchas personas que representan a parte de la sociedad.

Mi mente positiva cree que hay que trabajar mucho para demostrarle a los ilustres que dentro de esa “manada de personas” existe gente licenciada, diplomada, graduada, formada con estudios o sin ellos, que siendo parte de una agrupación del carnaval han aprendido muchas cosas válidas, desde coserse un botón hasta valores, que las hacen mejores humanos.

Es cierto que no es habitual que Instituciones como la ULL colaboren con el Carnaval, pero si realmente lo hicieran, otro gallo cantaría.

Tal vez los catedráticos en Pedagogía podrían investigar por qué un director de un grupo infantil influye más en un niño que su profesor de matemáticas; sacar conclusiones de ello y aprovechar para que las influencias que den sean positivas. Tampoco estaría mal que los diplomados en Historia nos hicieran saber que hace 400 años ya existía esta fiestita llamada Carnaval y evitar que los catedráticos letristas murgueros pongan en boca de los niños y no tan niños cosas como que “Enrique Glez. es el creador de las murgas”. Los economistas podrían analizar el mercado “negro y brillante como la lentejuela” que se genera en Carnaval con las costureras, elaboración de tocados, botas, complementos, letristas y directores musicales o artísticos, y proyectar cómo hacer de todo esto, una industria que genere empleo; y por lo tanto riqueza.

A lo mejor a los expertos en marketing les gustaría estudiar cómo generar engagement tanto, como lo hacen Los Bambones, por dar un ejemplo, y aplicar la fórmula del éxito para explotar el Carnaval. Qué bien nos iría si quienes manejan el Turismo, usaran el Carnaval como un producto más, con el mismo trato e inversión que ponen en la gastronomía, de tal forma que el mundo entero, o como mínimo los millones de turistas que nos visitan cada año, quiera repetir en Febrero una experiencia diferente en Tenerife.

Ojalá los de Bellas Artes, den nombre a las corrientes, de los grandes diseños, que si fueran expuestos más tiempo, recibirían más visitas de los cruceristas, que el propio TEA. Incluso no vendría mal, que un estudiante de Derecho haga prácticas con los grupos explicando qué es y cómo se maneja una asociación cultural para que funcionen mejor todo el año. No estaría mal que los psicólogos hagan su trabajo de fin de carrera basado en cómo mantener un colectivo de 50 personas de todas las edades que con diferentes gustos, clases, opiniones, profesiones y formas de hacer las cosas, se unen con un fin común.

Sería interesante que los ilustres catedráticos que hay en nuestra Universidad, dejaran huella sobre nuestra fiesta, ya que sólo existen un puñado de obras amontonadas en almacenes o en unas pocas casas de amantes del carnaval.

Si todo esto se hiciera; si algo de esto se aplica, serviría para que quienes han hecho tanta crítica de nosotros o de acercarnos a la universidad; esas personalidades “intelectuales y ilustres” estudiosas de la involución Humana, EVOLUCIONEN.

@rgr_raquelgarciareyes

Algunos de los artículos relacionados con la Cátedra de Carnaval

http://hgonar.es/avanza-la-catedra-del-carnaval-con-la-ull/

https://www.eldia.es/2018-05-20/SANTACRUZ/11-ULL-prepara-proximo-curso-catedra-Carnaval.htm

https://www.atlanticohoy.com/sociedad/el-cit-propone-la-creacion-de-la-catedra-de-carnaval_1011867_102.html


		

También te puede interesar

Compártelo en tus redes

más artículos